GRANDES INVERSORES ATACAN AL BITCOIN

¿Por qué tienen tanto miedo?

Una de las personas que más admiro en el campo de las finanzas y como hace multiplicar de forma exponencial su dinero es Warren Buffet.

Es «el» inversor a tener en cuenta y estudiar si quieres dedicarte a este fascinante mundo de las inversiones, tan peligroso como atrayente.

Su cerebro es realmente fascinante.

Dicho esto, tenemos que decir que no todo lo que hace nos resulta positivo, ni en todo estamos de acuerdo y esto es una prueba de ello.

Hace poco hizo unas declaraciones en las cuales dijo que no recomendaba las criptomonedas porque no era una buena inversión, ya que según él, no es algo tangible, más vale un solar, una empresa, otro tipo de bien porque las criptomonedas no lo son.

Las considera totalmente especulativas y que solo se usan para comprar más baratas y venderlas más caras, esto siendo sinceros, es algo que nos atrae a muchos inversionistas.

¿Esto es real o la gente que invertimos es por toda la tecnología que tiene detrás?

Pues en nuestro caso, creemos que las criptomoedas van a cambiar la forma de banca que tenemos hoy en día.

Buffet, llegó incluso a definirlas como veneno para ratas.

Pues sinceramente, creo que aquí se está equivocando enormemente puesto que los que creemos en las criptomonedas e invertimos en ellas, en sus proyectos, estamos creando una comunidad enorme que sí tiene un fundamento.

Recordemos que ya esta misma recomendación la hizo con las puntocom. ¿Se equivocó? Pues no todas las puntocom consiguieron tirar hacia delante, pero hay algunas de las que ya hubiéramos querido formar parte en su salida como puede ser amazon.com, o google.com.

Tampoco está en sus planes invertir en oro porque tampoco es recomendable.

Warren Buffet y su empresa Berkshire Hathaway que tiene varias acciones de varios grupos empresariales, cuyas acciones costaban 300 dolares en los años 70 y ahora alrededor de los 300,000 dólares, ha subido de forma exponencial y no parece que le moleste, así que no pensamos que no sepa manejar las burbujas.

Además de esto cabe destacar que Buffet tiene en su poder el 9,4% de las acciones del cuarto banco más importante de los EEUU, y que sus declaraciones salieron cuando el Bitcoin se acercaba a los 10,000 dólares.

¿Casualidad? ¿Hubiera conseguido romperlo de no haber sido por estas palabras? Esto no lo sabemos, pero si entendemos una mente tan brillante como esta, podríamos decir que no es precisamente algo que no estuviera premeditado. ¿Miedo a algo que no deje que los bancos dejen de tener el control? Puede ser.

Charlie Munger ha sido descrito por Warren como su compañero, es su socio y vicepresidente de la junta de Berkshire Munger, ¿será otra casualidad que se muestre crítico con las criptomonedas después de que lo haya sido Buffet?

Y por último nos vamos a referir a Bill Gates, el fundador de Microsoft, que ha llamado a las criptomonedas especulaciones locas.

Si contamos que la mayoría de sus inversiones están en el sector financero, en el de la banca, no es extraño que critique estos activos.

Por otro lado, cabe destacar que este talentoso hombre de negocios, representa la posición más importante en la empresa Berkshire Hathaway, de la cual es presidente y consejero, con lo cual, no es extraño pensar que una gran escalada del Bitcoin no le beneficiaría.

Lo que está claro es que estas declaraciones nunca dejan indiferentes al Bitcoin que aunque intente escalar, los que lo tenemos sabemos es que cualquier fundamental que sale a la luz, hace que el Bitcoin se desplome de forma inmediata. Del mismo modo que cuando salen buenas noticias sobre él, sube.

Ahora bien, cada uno debemos de ser capaces de sacar nuestras propias conclusiones, y nosotros a la que llegamos, es que los grandes millonarios que tienen gran parte de sus inversiones en la banca, realmente sí tienen miedo al poder de las critomonedas y a toda la gran tecnología que la engloba.

RAQUEL MARTÍ

Categorías

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.