Preguntas claves antes de crear un activo

 Pequeñas pautas para tu gran creación.

  ¿Cómo?. Esto es lo que la mayor parte de la gente reacciona a la palabra activo.

  Esto sucede porque estamos más familiarizados con los pasivos, es decir, los gastos que no nos proporcionan ningún retorno. Dinero que se va y nunca vuelve.

  Hay gente, incluso, que tiene el talento de desprenderse del dinero nada más llegar a él. Y esto es más normal de lo que creemos. Vivir al mes y esperar a la jubilación para seguir gastando.

  Todo esto está inculcado en la sociedad. ¡Bienvenido a pasivo-landia!

  En todos los sitios nos encontramos con este letrero en negrita, a tamaño 500 y en mayúsculas.

  Y esto es un grave problema que no van a solucionar las famosas huchas de las pensiones.  Las famosas huchas que mucha gente espera romper cuando se jubile para que pueda vivir… ¿cómo?..dignamente los últimos años de su vida.

  Por tanto, centrémonos en la creación de activos.

 

¿Qué expresa la palabra “activo”?

  Activo es todo aquello que nos hace obtener un rendimiento y nos proporciona un retorno a nuestros bolsillos.

  Implica acción y movilidad por la búsqueda de nuevas fuentes de ingresos.

  Bolsa, fondos, negocios, inmuebles, compra y venta de productos de segunda mano, crowlending, warrants, opciones, plazos fijo, letras del tesoro,…

  Esta es la manera en la que deberìamos tratar nuestro dinero, generando activos que cubran nuestros sueños para toda una vida.  

  Esto está muy bien, pero ¿Por dónde comienzo?

  Primero define bien en qué tipo de activo quieres empezar.

  Una vez establecido, tienes que formularte varias preguntas con el objetivo de detallar lo máximo posible tu alcance.

  A continuación, trato varias preguntas que espero te sirvan en esta nueva aventura.

 

  ¿Qué pierdo?

  Esta primera pregunta es sobre el riesgo. El riesgo puede tener consecuencias adversas para lograr un objetivo dado. En este caso se tratarán como amenazas.

  Por otro lado, se puede considerar como un  impacto positivo. Estas serán las oportunidades.

  La finalidad de responder a esta pregunta:

  • Estudiar los riesgos que soporta el activo y el entorno asociable a él.
  • Evaluar la probabilidad de lograr los objetivos específicos del activo.
  • Determinar las tres situaciones, la optimista, la probable y la pesimista.

  Para ayudarnos a encontrarlos podemos preguntar a personas con experiencia en el campo del activo.

  Sin embargo, la mayoría de las veces no disponemos de esos contactos a los que consultar. ¡Sigamos! En ese caso, nos ayudaremos recopilando información y consultando a autores que tengan experiencia en ese campo.

  Una manera de esquematizar toda la información que vayamos encontrando es utilizar herramientas que nos permitan clasificar los diferentes riesgos, identificar por qué aparecen y planificar acciones para afrontar las amenazas y aprovechar las oportunidades.

  El diagrama causa y efecto, diagrama DAFO o el modelo de las 6 disciplinas de Hall son 3 herramientas que te pueden ayudar mucho en esta parte.

  Aún aplicando estas herramientas, tengo una mala noticia para ti. Lo más normal, es que no se identifiquen todos los riesgos.

  A medida que vayamos adquiriendo experiencia, nos irá ayudando a descubrirlos. Es importante reevaluar los activos cada cierto tiempo para refinar esta parte.  

  Lo que conseguimos identificando los riesgos son mitigarlos, nunca desaparecerán. Hay que saber convivir con ellos de la mejor manera.

 

¿Qué quiero conseguir?

  Con esta pregunta se quiere desarrollar una descripción detallada de nuestro activo. Definir el alcance es marcarnos qué objetivos y límites queremos cumplir al elegir dicho activo.

  Es cierto que mucha gente lo hace al principio, sin embargo, ¿Lo haces correctamente? Esto puede marcar la diferencia entre el éxito o fracasar en el intento.

  Entonces…

  El profesor Geroge T. Doran, formuló unas características que deben contener los objetivos que queramos lograr.  Son estas 5 características;

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Realizables
  • Acotados en el tiempo

  Por supuesto, todo esto escrito y en lugar visible. ¿Para qué? Tenerlo escrito será un trabajo de compromiso con nosotros mismos, las palabras se olvidan y se pierden en el aire.

  La primera vez que lo escribamos, por supuesto será un primer borrador. No podemos pensar, “Ya está escrito, una cosa menos”. Nuestro objetivo requiere un seguimiento y un control a lo largo del tiempo. Tenerlo en un lugar visible nos ayudará en esta mejora.

  Definir un alcance que fije una posición final antes de comenzar debería ser una obligación.

  Si esto no se realiza puede entrar en juego nuestro ego, y se puede dar el caso, por ejemplo, de que no seamos capaces de vender una acción si no es como mínimo cubriendo costes.

  Puede suceder, lo que en un principio podría haber sido una pérdida leve, que corramos el riesgo de vender a un precio muy por debajo al que en un principio habíamos estipulado. Así que una de las claves para esto es un riesgo definido y en el momento la acción baje a ese punto, se vende.

  Este caso concreto, se podría dejar la posición marcada en el ordenador (establecemos nuestra posición final) y que sea él el que lo haga por tí.

  De esta manera, en primer lugar, no entrará en nuestra mente las dudas, las preguntas y las indecisiones claras de cuándo queremos tener razón.

  Por supuesto hay un montón de ejemplos, lo que quiero transmitir es la necesidad de decidir por adelantado nuestro alcance.

  Por tanto, una vez configurado nuestro alcance tenemos que establecer una estructura de trabajo. Para dicha estructura podemos aplicar el proceso EDT, estructura desglosada del trabajo.

  Consiste en ir desglosando el alcance de nuestro activo hasta llegar a un trabajo muy concreto que sumándolos a otros cumpliremos con nuestro objetivo.

  “Nada es particularmente difícil

  si lo divides en pequeños trabajos”. Henry Ford

 

¿Qué necesito?

  Otro de los aspectos que necesitamos conocer y establecer son los recursos.  

  ¿Qué deberíamos considerar para llevar a cabo nuestro activo?. Esta pregunta va muy ligada a la anterior ya que dependiendo de los paquetes de trabajo que hayamos hecho, serán necesarios unos recursos u otros.

  Estos recursos consumirán parte de nuestra ganancia por lo que conocerlos y estudiarlos son una parte importante.

  Desde luego, en función del activo se necesitarán unos recursos u otros.

  No es lo mismo la compraventa de acciones que lo puedes hacer tú mismo desde una cuenta de valores, que la compraventa de bienes inmuebles donde ya entran en juego un cómputo de recursos el abogado, notario…

  Con los recursos identificados, deberíamos recolectar información acerca de sus intereses, participación, es decir, la importancia que van a desempeñar en el transcurso de nuestro activo e impacto.

  Esta información se puede realizar una tabla donde quede plasmado dicha información y tenerla presente en cada momento para su seguimiento y control.

 

¿Qué tiempo voy a tener que gastar?

  Aquí más que identificar las actividades que vamos a ejecutar, que habrán salido ya en anteriores preguntas, es establecer un orden lógico entre las actividades.

  Lo que buscamos con la secuenciación de las actividades a realizar es:

  • Saber qué actividades van a ser necesarias ya que algunas ocasiones no se identifican previamente.
  • Estimar las actividades en un tiempo requerido para completarla. La duración de las actividades, en la mayoría de las ocasiones, representará el compromiso entre las limitaciones de plazos que cada uno tenga y la disponibilidad de recursos.
  • Conseguir una aproximación, lo más fiable posible, del gasto que supondrá llevar a cabo las actividades que hemos desarrollado en la pregunta anterior. Este coste puede venir representado en horas gastadas además del propio coste monetario.  

  Puede darse el caso que haya actividades que se necesite por ejemplo, decidir a través de qué plataforma ubico mi blog. Está solamente requiere de tu tiempo de consulta de varias plataformas y saques a partir de las ventajas e inconvenientes la decisión final.

  La asignación del coste a las actividades se concretará a través de un presupuesto. Este presupuesto deberá ser lo más realista posible, siempre relacionado con el alcance establecido.

  Una vez se decida llevar a cabo el activo, el seguimiento y la actualización del presupuesto será crucial para el devenir del mismo.

  Seguramente, te saldrán más preguntas antes de comenzar y eso es fantástico. Cuantas más dudas se resuelvan, más haremos disminuir la incertidumbre.

  Si me pongo a escribir un post, por ejemplo, seguramente tendré que mirar muchas cosas para que salga como yo quiero. Y aún así podré pensar y si miro esto,…

  Nunca estará perfecto. Comienza a escribir y ve mejorando a medida que vayas escribiendo.

  Lo mismo sucede con el tipo de inversión que queramos afrontar al principio. Nos surgirán dudas y querremos saber cuántos más parámetros mejor.

  Sin embargo, la única manera será aportar dinero e ir aprendiendo.  Yo considero que es mejor, ya que como se dice «la práctica hace al maestro»

  Por tanto, ¡pasa  a la acción!.

  Y ya nos podemos hacer una idea que este paso debería ir focalizado a qué queremos conseguir y qué vamos a necesitar. Es muy peligroso sin una planificación previa.

  La disparidad de activos es brutal no obstante la planificación inicial es la misma para todas.

  Espero que te ayude a llevar esa planificación que te permita establecer las pautas hacia lo que tú quieres.

  Si te ha gustado, comparte. Y si no te ha gustado, coméntame por qué. En cualquier caso, espero que te haya aportado algo de valor. ¡Nos vemos!

JAVIER DOMINGO

Licencia de Creative Commons
Preguntas claves antes de crear un negocio by Javier Domingo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Categorías

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.