Tiempo ¿cuál es tu poder?

Todos disponemos de la mayor arma posible para crear algo. Te explico como empezar a utilizarla.

La mayoría de la gente, durante su vida, subestima el poder del tiempo.

Nosotros, al igual que todo ser viviente, tenemos un tiempo limitado.

Todos por igual.

Y aprovecharlo de la manera más productiva solo depende de nosotros mismos.

In TIME

Hay una película que plasma muy bien la importancia de este punto: In Time. En dicha película se utiliza el tiempo como moneda.

Es decir, en nuestra nómina mensual aparecen los números que hacen referencia al dinero. En la de la película aparecen los equivalentes al tiempo que se gana.

Imagina esto en la realidad. ¿Cómo nos afectaría a la hora de decidir en qué gastar nuestro tiempo mensual? ¿Trataríamos igual nuestros caprichos? ¿Miraríamos igual nuestros gastos? ¿O nuestros ingresos?

En la actualidad, ocurre lo mismo con nuestro tiempo.

Lo que sucede es que no nos queremos dar cuenta.

¿Cuánto tiempo cuestan tus cosas?

Hazte una pregunta. ¿Cómo conseguiste los últimos 30 euros que empleaste para comprarte un pantalón?

Me podrías decir «gracias al empleo» y sería cierto.

No obstante, ¿no es cierto que necesitas tiempo para realizar el trabajo de ese empleo? Dicho de otra manera, tú tienes un coste/hora establecido.

¿Lo tienes calculado?

Si respondes que sí: fantástico. Y si no lo has hecho, ¿a qué esperas?

Sabrás cuánto tiempo necesitas gastar para comprarte ese pantalón.

Valora esos pantalones… porque ese tiempo no va a volver.

Por ejemplo, si ganáramos 10 euros/hora en el momento del pago de los pantalones…. ¿Cuánto nos cuestan esos pantalones, 30 euros o 3 horas de nuestra vida?

De hecho, compara:

1- Estos pantalones suponen 30 euros menos en tu cuenta.

2- Estos pantalones suponen un gasto previo de tu tiempo de 3 horas.

¿A qué te lo piensas más?

Aprovechar el tiempo

Por si acaso aún no te he convencido, voy a repetirlo.

Aprovecha al máximo tu tiempo.

¿Cómo lo vamos a conseguir?

1- ¿Quedandonos anclados a un solo ingreso mensual?

2- ¿O aumentando, a través de otros caminos, nuestro coste/hora de vida?

Para llevar a cabo esto, te propongo algo que llevo tiempo haciendo.

Es una acción muy simple.

¡Y la mayoría de la gente no se da cuenta!

Sin embargo, nos puede permitir obtener un rendimiento bárbaro.

¡Adelanta el despertador 30 minutos cada mañana!

Media hora de «Inversión»

Sí, lo sé.

Me imagino la cara que se te habrá quedado.

Me imagino las ideas que están pasando por tu cabeza.

«¡Estás loco!»

«¡Yo necesito descansar!»

«¡Ya me paso todo el día en el trabajo como para encima dormir 30 minutos menos! Así voy a llegar con más sueño al trabajo.»

El fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo con más inteligencia.

Siento decírtelo así: solo son excusas.

Lo único que hacen es alejarte todavía más de tus sueños. Te marcan los límites de tu zona de confort.

Todo lo que hay en tu vida está dentro de esa zona. Así que si no empiezas a hacerla más grande, no conseguirás llegar a ningún sitio.

Además, no te digo que duermas media hora menos. ¿Has pensado en acostarte media hora antes?

Míralo así:

1- Un mes tiene 20 días laborables: 20 días x 30 minutos/día = 10 horas.

2- O un mes tiene 30 días en total: 30 días x 30 minutos/día = 15 horas.

3- Pero es que un año tiene 230 días laborables: 230 días x 30 minutos/día = 115 horas.

4- Y 365 días naturales: 365 días x 30 minutos/día = 182 horas.

¿A qué visto de esta manera sí que tienes tiempo?

Ideas para «invertir» en media hora al día

A continuación, te dejo algunas ideas/propuestas para rentabilizar estos 30 minutos:

Leer

Da igual si es un libro o noticias especializadas.

Esta lectura necesita ser calmada y comprensiva. Leerás una menor cantidad, pero con mayor calidad.

Si es un libro, hazte un resumen con los puntos más importantes para poder recurrir a él cuando lo necesites.

Si estás leyendo una noticia interesante, no te quedes en ella, vé más allá.

Quiero decir que tienes que entender que está escrita por una persona.

Que tiene su ideología, sus prejuicios, sus aspiraciones… y eso matiza esa noticia.

Indaga sobre esa noticia, busca más información, contrástala y saca partido de esto.

Plantéate: ¿es esto verdad? ¿hasta qué punto? ¿cómo me afecta? ¿cómo puedo sacar partido?

Aunque sólo sea saber más sobre un tema concreto, ya estás consiguiendo más que el resto de la gente.

Ten en cuenta que puedes utilizar este conocimiento cuando aparezca una oportunidad de inversión.

Invertir

Si de verdad tienes claro que lo tuyo es invertir, no lo dudes: fórmate y empieza.

        1- Aprende los aspectos legales. Algunas oportunidades de inversión tienen trabas legales o aspectos que no tenías contemplados. También te ayudará a escoger un asesor fiscal adecuado.

        2- Decide en qué quieres especializarte y, una vez lo hayas decidido, pasa a la acción. No es un camino fácil, pero vale la pena.

        3- Busca oportunidades para invertir y analiza todas las opciones. Esta búsqueda no debe acabar. Tanto si encuentras algo como si no, sigue buscando oportunidades dentro y fuera de tu país. Mantente hambriento, como decía Steve Jobs.

En este apartado, puede que ya tengas algún paso hecho. Puede que pienses: “Yo es que ya tengo la formación, porque he hecho X curso, he ido a charlas,…”

¡Perfecto! Dedica esa media hora a pasar a la acción.

Comerciar

Si te gusta encontrar cosas baratas para luego revenderlas, tienes un mundo a tu alcance.

Especialízate en un sector. Me referiero a que te centres en:

1- Temas de adornos para el hogar,

2- Un tipo de electrónica (algo concreto),

3- Piezas de coleccionista, tales como cuadros, antigüedades, …

4- Cualquier otra idea similar.

Somos muy propensos a querer abarcarlo todo y al final no sabemos qué pasa pero no hacemos nada.

Recuerda: «quien mucho abarca, poco aprieta» y para exprimir algo necesitas apretar mucho.

Una vez tienes claro a qué dedicarte, empieza a buscar dónde comprar esas oportunidades.

Si no es en tu país, ojo con la aduana.

Estudia los gustos del público al que va a ir dirigido tu producto. Los blogs y foros especializados son una buena fuente de información. Así que repasa las conversaciones para averiguar sus gustos y descubrir oportunidades.

Un consejo: no dejes escapar nada que consideres una oportunidad.

Mi experiencia personal me ha enseñado que son acciones que suelen salir bien.

Y si no te sale bien, piensa ¿qué has aprendido? No te lamentes de tu error, alégrate de tu experiencia adquirida. Ya lo decía Henry Ford, “el fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo con más inteligencia”.

Escribir

Hoy en día, gracias a Internet, eso es muy sencillo.

¿Lo estás pensando? Plásmalo y publícalo.

Cualquier cosa que se te pase por tu cabeza sirve para empezar.

La mayoría de veces nos subestimamos a nosotros mismos. Pensamos “¿a quién le va a interesar lo que yo pienso?» pero lo cierto es que siempre podemos aportar algo a alguien.

Es cierto que triunfar escribiendo sobre lo que todo el mundo escribe es muy complicado.

La competencia es gigante.

Pero si te centras en ese alguien (o esos alguienes) y creas un micronicho. ¡Tendrás éxito!

Otro consejo es que la mejor experiencia para escribir se consigue con la práctica.

El esquema es sencillo: Hago-Publico-Equivoco-Corrijo. De esta manera conseguirás avanzar rápidamente.

Además, hay gente a la que le gustará leerte en un futuro para notar la diferencia con respecto tus inicios.

¿Eso es todo?

En estas líneas hemos querido dar unos consejos de cosas en las que puedes invertir los 30 minutos.

Tenemos claro que existen infinidad.

Lo único importante es que busques tú en qué quieres dedicar ese tiempo:

1- Controlar tu economía,

2- Escribir,

3- Leer un libro para luego comentarlo (siempre informándote),

4- Planificarte el día, la semana…

Antes de finalizar, quiero darte un último consejo:

Aprovecha, también, estos minutos para planificar los 30 minutos del día siguiente. De esta manera, no tendrás opción de perderte navegando por internet, leyendo prensa deportiva,… Buscarás hacer algo que sí o sí te dé un rendimiento.

No lo notaras en un día pero, en un mes, podrás comprobar que estás creando algo.

Y…

Se me está acabando la media hora…

Así que, si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo. Y, para cualquier consulta, escríbenos un comentario.

JAVIER DOMINGO

 

Licencia de Creative Commons
Tiempo ¿cuál es tu poder? by Javier Domingo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Categorías

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.